Cómo detectar problemas en el sistema de encendido del coche

Cómo detectar problemas en el sistema de encendido del coche

Cuando el sistema de encendido del vehículo presenta fallas, puede ser un poco complicado saber en cuál de sus elementos se encuentran. Sin embargo, existen pruebas que le facilitarán la detección de problemas de tal índole:

Probar las luces: es una prueba muy sencilla, gire la llave del encendido para que las luces del tablero se iluminen; si no lo hacen, el fallo es de la batería. Al no funcionar el motor del coche es muy probable que sea la batería; mientras que si el motor de arranque responde, pero el de combustión no, es muy seguro que sea a causa de las bujías.

Comprobación de las bujías del encendido: conecte a una de las bujías el extremo de un probador y el otro al lado del cilindro del motor. Ajuste la brecha del equipo a 6 mm y encienda el motor, manteniéndose atento a si hay chispa en la bujía; si la hay, el problema es otro y hay que llevar el vehículo al taller para una revisión más completa.

Comprobar la batería del coche: debe probar si el flujo de la corriente de la batería es el adecuado; para eso hay que utilizar los cables, los bornes de la batería y los terminales. Con la ayuda de un multímetro podría medir y determinar el voltaje, la resistencia y la corriente de la batería; si todo parece estar bien, quizás sea cuestión de que haya suciedad o corrosión en la batería, entonces puede limpiar los bornes con un poco de bicarbonato de sodio y agua.

Revisar el aceite de motor: asegúrese de cuál fue la fecha en la que le realizó el último cambio de aceite al coche. Si se ha retrasado en repetirlo, realícelo cuanto antes o solo rellénelo, si aún está dentro del tiempo pero se encuentra por debajo del nivel correcto. Cuando al motor le falta aceite, pueden aparecer varios contratiempos con el motor de arranque, además de otras averías nada deseables.

Señales que avisan cuando el problema es el motor de arranque

El motor de arranque podría quemarse por diferentes razones, sobre todo si presenta fallas que no sean corregidas a buen tiempo. Cuando está averiado, las luces se vuelven opacas y débiles, se escuchan chasquidos o traqueteos, aun después de haber logrado encender el vehículo.

En ocasiones se percibe olor a quemado y la aparición de humo por el capó; cuando eso ocurre, es muy común solo escuchar un clic al intentar encender el vehículo. En este caso, lo más recomendable sería reemplazar el motor de arranque en lugar de repararlo, debido a que podría tener casi el mismo coste, por lo que vale la pena la inversión.

Para conseguir el repuesto que amerite para las reparaciones sin mayores complicaciones, visite tudesguace. Un directorio donde podría conseguir la información sobre el desguace más cercano a su localidad y hasta hacer la solicitud vía online.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.